Mark, te regalé todo mi tiempo …

Image_clock

 

El tiempo, como unidad de medida física, siempre ha sido objeto de estudio para filósofos, astrónomos  o físicos y es sin duda la variable que explica el por qué de muchos acontecimientos.

Mark Zuckerberg (fundador de Facebook) parece tener muy interiorizado este concepto.

Sin darnos cuenta entre Whastapp, FB Messenger y Facebook le dedicamos una media de 1 hora y media al día repartido en las siguientes proporciones: 40 minutos para Facebook, 28 minutos para Whatsapp  y 22 minutos en FB Messenger. 

Es decir, haciendo la analogía con la televisión tradicional siempre se ha comentado que le dedicamos de media 2 horas diarias concentradas en un periodo, pero en el caso de las aplicaciones entramos de 14 a 23 veces al día.

En la TV en cuanto hay publicidad cambiamos de canal pero en internet entramos dentro de un canal y permanecemos en él mucho tiempo escribiendo texto, interactuando y participamos participando activamente. 

No nos engañemos, actualmente el medio de publicidad por excelencia sigue siendo la TV, pero el crecimiento de los medios en internet no tiene límite, a futuro y con sólo un cambio de generación la TV tal y como la conocemos puede estar en serios aprietos. 

Aparte del tiempo que invertimos para Mark, lo interesante es analizar cuántos somos.

A día de hoy hay conectados más de 3 Billones de usuarios a internet respecto a una población mundial que ronda los 7 Billones, lo que significa que el 40% de la población mundial está conectada. Para 2020 el objetivo que se ha planteado la comunidad de Silicon Valley apunta a conectar al 90% de la población, con proyectos como internet.org (que ya os contaré en otro artículo).

De toda esta masa, Facebook tiene 1.5 billones de usuarios, Whastapp 900 millones y FB Messenger 800 millones. Se puede afirmar que prácticamente 1/3 de la población conectada está dentro del mundo de Facebook y que además le dedica más del 60% de su tiempo libre. 

Cuando en febrero de 2014 Mark adquirió Whastapp por $19 billones de dólares a priori parecía una inversión muy desproporcionada, aquí más que comprar un modelo de negocio de pago por suscripción lo que se compró es el tiempo de muchos usuarios, no hizo una inversión cortoplacista, si no que visionó la tendencia de escribir, escribir y escribir conversaciones. es En cierto modo somos humanos y tenemos la imperiosa necesidad de comunicarnos y ahora mucho más que nunca, en España lo sabemos bien y por eso somos los líderes de Whastapp en Europa y los cuartos del mundo en número de mensajes por año.

La jugada está en replicar el modelo Wechat chino (en esta ocasión la copia será al revés), el comercio de conversaciones no tiene límite y agregar servicios como pedir un taxi, chequear un vuelo, comprar las entradas del cine, realizar transferencias bancarias, reservar cita con el doctor, pedir una pizza o comprar un jersey estará integrado en tu aplicación de mensajería. Los servicios conversacionales y bidireccionales ya tienen nuestra atención y  sin ningún tipo de esfuerzo se adaptarán a nuestro ADN digital, para los perezosos que no quieran escribir, los asistentes virtuales como M les harán más fácil este trabajo, solo con darle una orden con tu voz accederás a servicios instantáneos. 

Se puede hablar de sus estrategias con Instant Articles ,de como ha alcanzado a Youtube en reproducciones de video o la sorpresa que nos tiene preparada con la realidad virtual, pero sin duda alguna, Mark entendió la importancia del tiempo y ya tiene toda nuestra atención, a partir de ahora el negocio se generará solo.

¿Quién sabe a dónde nos llevará este genio exponencial y gravitatorio? 

2 comentarios sobre “Mark, te regalé todo mi tiempo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *