¿Qué tienen en común el surf, la revolución industrial y la transformación digital?

ride-it-like-you-stole-it_fe

Más allá de los clichés publicitarios que se aplican al mundo del surf, se puede considerar un deporte hermoso en el que se realiza una simbiosis perfecta entre persona y naturaleza.

Combina y fusiona la táctica con la estrategia y la habilidad con la preparación física.

En una sesión de 2 horas dentro del mar, te suceden las mismas situaciones que te encuentras en tu vida personal y te das cuenta de la aplicación que tiene al mundo empresarial.

Conviene separar al surfista, como aquel que practica el deporte, del surfero que ha adoptado un estilo de vida (los segundos surfean mejor y lideran el movimiento de Nómadas Digitales).

Hay cinco normas en las que se basa esta experiencia:

1.ª Intenta salir del agua tal y como has entrado (la seguridad es lo primero), por muy idílico que parezca el lugar nunca hay que entrar sólo al agua.

 

2.º Estudia con detenimiento cual va ser tu estrategia de entrada al mar, un mal planteamiento de inicio te lleva a remar más hasta llegar al pico y en consecuencia te agota en la remada final para coger la ola.

 

Intenta encontrar el sitio donde sobresalga un espigón y haya un escalón de arena, esto te asegura encontrar el pico adecuado. Observa y actúa.

 

3.º Sigue el código y las normas, dentro del agua se habla poco pero todos saben que si la ola abre a derechas la preferencia la tiene el que está más a tu derecha, si la ola abre a izquierdas la preferencia la tiene el que está más a tu izquierda. Evita accidentes innecesarios, silva y avisa al que se despiste.

 

La competición es muy dura, todos quieren coger la ola, pero sin estas reglas cívicas y de respeto, lo único que ocurren son accidentes.

 

4.º Mantente alerta porque hay probabilidad de que aparezca un cisne negro, cualquier imprevisto puede suceder como le ocurrió a Mick Fanning y el famoso tiburón sudafricano.

 

 

5.º No intentes luchar ni ganar al mar, es el elemento de la naturaleza con más fuerza y poder, se trata de una cuestión de adaptación continúa a un medio líquido e imprevisible. Astucia más que fuerza.

Las olas se generan entre otros muchos factores por borrascas, cuanto más lejos esté la borrasca de la costa mejores olas se generan. Hay dos factores de medición de calidad, la altura y el más importante el periodo de repetición. Las olas se agrupan caprichosamente en series y normalmente vienen de 4 en 4.

El paralelismo entre el surf, la revolución industrial y la transformación digital viene dado por la manera en la que se crean olas.

Pasaron 7.000 años hasta que apareció la primera revolución industrial a finales del siglo XVIII, hasta entonces las sociedades se basaban en la agricultura.

Como las series en el surf, tanto en el mundo industrial como en el digital se producen 4 olas, la primera la invención, la segunda la aplicación, la tercera la transformación y la cuarta la adaptación.

En la primera ola de invención, la industria se basó en la producción de hierro, textiles y la máquina de vapor, lo digital comenzó con el desarrollo de transistores y circuitos.

En la segunda ola de aplicación, Bell y Edison cambian las vidas de las personas con el teléfono y la luz. Los digitales comenzaron con la creación de Internet, dispositivos móviles y contenido.

En la tercera ola de transformación, la industria transforma el mundo, las invenciones alcanzan una escala tan grande que cambian el mundo, aparecen coches, trenes, aviones, fábricas y medicinas. Lo digital se desarrolla hacia una conectividad global usando la inteligencia colectiva.

La cuarta ola de adaptación, es la que se aplica a la capacidad de cambio de cada individuo, sociedad, país o compañía dentro de esta carrera. Los que cogen las olas se adaptan rápidamente y los que se agotan de remar en contra desaparecen o les engulle la ola, según el argot surfero se produce ‘la lavadora’ (que no es muy agradable).

Volviendo a las 5 reglas básicas del surf, las revisamos como recomendaciones bajo un prisma digital:

1.ª Colabora. La base de la nueva economía se basa en colaborar, tus clientes y tus colaboradores son tu mejor aliado.

2.º Estudia tu estrategia digital. Si no la tienes, debes entrar ya y si la tienes debes hacer el ejercicio de replantearla constantemente y en tiempo real.

3.º Sigue las normas digitales, piensa en grande, piensa de manera inteligente, piensa en exponencial, piensa rápido y sobre todo para ganar la ola, piensa diferente. Crea una cultura de innovación, pero usa las nuevas reglas del juego.

4.º Hoy en día el mundo es más impredecible, diverso y volátil. Prepárate para cualquier situación y ten siempre un plan de contingencia. Cuanto más lejos esté la borrasca más grandes vendrán las olas.

5.º Adáptate. Como las especies, las grandes potencias o las compañías que sobreviven, se basan en los procesos de adaptación al nuevo medio.

Dentro de esta década, vamos a ver olas muy grandes con un periodo muy corto. Los procesos de automatización cambiarán radicalmente el contexto laboral, profesiones aún por descubrir y habilidades aún por desarrollar.

Quizá nos enfrentemos al periodo de cambio más apasionante, transversal y rápido de toda la historia, que miramos con optimismo, entusiasmo y como un nuevo mundo, mejor y lleno de posibilidades.

Pedro Trillo, foundər of vizologi.

vizologi.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *