La inmortalidad tiene fecha, 2029.

inmortality

Que duda cabe que si hubiera un Roadmap interesante de entre todos los cambios y evoluciones tecnológicas que estamos viviendo, éste sería el camino hacia la inmortalidad.

Recientemente el futurista  Ray Kurzweil ha concedido una entrevista muy completa para la publicación de Playboy, entre grandes joyas y pensamientos contemporáneos que atisban nuestro futuro, se ha calculado el 2029 como el año en el que tecnológicamente los desarrollos en medicina, comunicaciones y robótica harán posible la “vida eterna”.

Estamos hablando del Director de Ingeniería de Google, dentro de un siglo seguro que lo valoraremos y recordaremos como a Einstein, conocido por su atino en las predicciones tecnológicas, lleva más de 30 años observando de lejos los acontecimientos del futuro, con un acierto del 90%.

No nos engañemos, aparte de tener una imaginación extraordinaria Ray conoce, lidera y dirige de primera mano todos los grandes avances tecnológicos que a cualquiera nos asustaría el simple hecho de pensarlo.

Él nos ofrece planificaciones con una gran base de conocimiento más que un ejercicio predictivo.

Os lo explico sin ánimo de levantar sensacionalismos y os pido un ejercicio de perspectiva.

El concepto se divide en dos ramas fundamentales, por un lado la extensión en la mejora física a través de los avances en medicina y en el otro la virtualización de nuestra conciencia “nuestro yo digital y abstracto”.

Sobre la ampliación corporal la clave está en lo extremadamente diminuto, los nanorobots serán los mejores compañeros en nuestro camino, no son biológicos pero convivirán dentro de nuestro flujo sanguíneo junto a los eritrocitos, leucocitos y plaquetas.

Para los nostálgicos que recordéis “Érase una vez la vida” había unos amiguitos que se llamaban los anticuerpos macrófagos, cuya función principal era la de fagocitar a los microorganismos invasores, el paralelismo es obvio,en la década del 2020 estos robots microscópicos ayudarán a nuestro sistema inmunológico a combatir las enfermedades.

nano

Alrededor de 2030 se trabajará de lleno con la genética dentro del área de la biotecnología. Se podrán suprimir, añadir y modificar cualquiera de los 23.000 genes que nos identifican y diferencian.

Se tratará de una reprogramación genética que evite la enfermedades y prolongue el envejecimiento.

Los nanorobots se programarán con misiones de destrucción de patógenos, eliminación de residuos, así como la liberación de coágulos y tumores.

Diabetes, obesidad, hipertensión, cáncer o enfermedades coronarias serán tratadas bajo un punto de vista de borrar o añadir una clave dentro del gen seleccionado de tu ADN.

Adicionalmente, los avances en los implantes de retina, la creación de órganos y prótesis con tecnología de impresión en 3D así como los exoesqueletos nos ayudarán en el desarrollo asistido para enfermedades o lesiones que siempre se han considerado irreversibles o incurables.

Respecto a la virtualidad, hablamos sobre los hologramas corporales, a día de hoy las microsoft hololens ya permiten hacer una copia de ti mismo y llegará el día en el que directamente transfieras tu mente y conocimiento a tu imagen e identidad digital.

Dmitry-Itskov_2_510ef

Agotadas todas las posibilidades físicas y corporales, tu Avatar tomará conciencia y seguirá su camino, será autónomo, digital e “inmortal”, tu huella y tu identidad será prácticamente perpetua hacia una longevidad sin límite.

¡Buenas noticias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *